No hay concordia racial sin rechazo del igualitarismo marxista

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Email
Share on print
Imprimir
El conflicto entre razas puede ser “vacunado” eliminando el virus de la doctrina comunista que promueve la discordia social, el odio a la jerarquía, la repulsa por toda superioridad.
Protesta del movimiento Black Lives Matter en Estados Unidos

En esta época de pandemias, un “virus” contagioso fue lanzado con el objetivo de contaminar a todos los pueblos, y es propagado por agentes de la Revolución gnóstica e igualitaria. Con el apoyo de los medios de comunicación de izquierda y el clero de la llamada “izquierda católica”, etnias hermanas son incentivadas a entrelazarse en una lucha de razas de inspiración marxista. Esta guerra fratricida, especialmente entre negros, blancos e indios, no es más que una excusa para caotizar y masacrar los restos del mundo civilizado.

Incendio de iglesias en Chile

En este sentido, la revista  Catolicismo  ya ha analizado, en su última edición de agosto, las protestas muy violentas en Estados Unidos, llevadas a cabo especialmente por el movimiento Black Lives Matter  (BLM) y minions. En nombre del igualitarismo comunitario y el antirracismo, apoyan la lucha racial que degenera en divisiones, resentimientos y convulsiones sociales. Tales protestas continúan perturbando a la gran nación estadounidense, y en algunas otras están surgiendo manifestaciones similares. Incluso recientemente, en Santiago de Chile, turbas de vándalos rebeldes promovieron disturbios y sacrilegios, con furia satánica, rompiendo imágenes sagradas y quemando hermosas iglesias históricas en la ciudad.

Los brutales disturbios de BLM se radicalizaron hasta tal punto que grupos de negros estadounidenses ya comienzan a separarse y distanciarse de este movimiento. Están inspirados en el distanciamiento de Inglaterra de la Unión Europea, popularizado con el nombre de Brexit  (neologismo formado por la combinación de  Britain + exit  – salida de Gran Bretaña). Quienes abandonan BLM se están identificando con el neologismo de  Blexit  (Blackexit – equivalente a la salida de los negros).

Abandonando los movimientos negros que promueven la lucha de clases, los partidarios del Blexit optan por la armonía social entre blancos y negros y entre todas las clases sociales. Aquí hay una “vacuna” fuerte y eficiente – el rechazo del igualitarismo comunista y la promoción de la armonía social y respeto por la jerarquía – impulsada por el amor a toda superioridad y teniendo como fuente y modelo la superioridad infinita de Dios.

Pierre Toussaint

El artículo de portada de la revista Catolicismo de este mes presenta un bello ejemplo histórico de la práctica de estos valores: el venerable católico negro Pierre Toussaint, un auténtico y digno hijo de Dios. Nos inspira su vida de trabajo y desprendimiento, impregnada de caridad, sencillez, dignidad y bondad católica. Sin enfrentamientos entre razas y clases, luchó contra la envidia y la enemistad como un verdadero paradigma de admiración y respeto por las desigualdades sacras.

¡Únase a Articulación Colombia!

Dependemos de personas como usted que se dan cuenta de la importancia de nuestro trabajo por la defensa de los valores católicos que están siendo amenazados en nuestra querida Patria.

Compartir Artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *