Racismo, estatolatría del fascismo y nazismo. Afinidades con el comunismo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Email
Share on print
Imprimir
Black Lives Matter intenta, - con un éxito apenas mediático - levantar a los negros contra la "hegemonía anglosajona", a traves de una nueva lucha de razas. Conviene pues, informar a nuestros lectores cómo el racismo es esencialmente anticatólico y cuál es su relación con el nazismo y el fascismo.

Estamos en una etapa en la que la izquierda busca orquestar una lucha de razas. Y, siempre, intentando inculcar en la raza negra un sentimiento de rebeldía contra los blancos.

Actualmente, en los Estados Unidos, Black Lives Matter intenta, – con un éxito apenas mediático – levantar a los negros contra la hegemonía anglosajona.

El racismo, la lucha de razas, es esencialmente anticristiano.

Conviene informar a nuestros lectores los comentarios del Prof. Plinio Correa de Oliveira, cuando el nazismo y el fascismo intentaron imponer su perversa doctrina racista y su culto estatolátrico, coloquémonos en 1938, apogeo del nazifascismo.

La tendencia del fascismo hacia los errores del racismo y estatolatría alemanes

“Lo que en el fascismo siempre ha preocupado al “legionario” (escribe el profesor Plinio) fue su tendencia a los errores del racismo alemán y la estatolatría nazi, una tendencia que se manifestó en tres aspectos principales:

        a) la tolerancia manifiesta de los órganos fascistas hacia los errores doctrinales de la Alemania de Hitler, errores que o bien dejaron de lado sin la menor censura, o censuraron tan lacónicamente y con tanta indiferencia que hubiera sido mejor callar;

        b) la publicación de obras de varios escritores fascistas que apoyan muchos de los errores alemanes;

        c) La franca colaboración del Sr. Mussolini en la nazificación de Europa Central, colaboración que el propio “Duce” pretendía justificar en su discurso.

        En cuanto a la situación religiosa en Italia, el “Legionario”, sin cuestionar los numerosos aspectos por los que está a favor, se limitó a subrayar que en este cuadro había sombras, y sombras situadas exactamente en campos muy importantes para los católicos.

Analogías del nazismo y el comunismo

Más de una vez, el “Osservatore Romano” ha insistido en las múltiples analogías entre nazismo y comunismo, a pesar de las aparentes antinomias de las que le gusta presumir al nazismo. Principalmente, el órgano vaticano muestra que no hay razón, desde muchos puntos de vista, para preferir el nazismo al comunismo, ya que ambos tienden, aunque por procesos diferentes, a la franca extinción -que de hecho nunca lograrán- de la Iglesia Católica. (…)

Decálogo racista adoptado por el fascismo       

Un documento único, que ofrecemos a la meditación de los lectores, les mostrará que nuestras aprensiones son legítimas. Es un decálogo racista, adoptado oficialmente en Italia. Como pueden ver los lectores, destaca por su ambigüedad. Escrito con cuidado para no exacerbar las convicciones religiosas del pueblo italiano, contiene proposiciones elásticas que, tomadas en un sentido, tal vez podrían ser adoptadas por un católico, y en otro sentido satisfarían a los racistas alemanes más intransigentes. Desafortunadamente, es tan expresivo que deja poco lugar a dudas sobre las tendencias del fascismo.

        El documento en cuestión es el siguiente:

        1) Se admite que existen razas humanas. Esto no significa, “a priori”, que haya razas humanas superiores e inferiores, sino sólo razas humanas.

        2) Hay razas grandes y pequeñas . De estas últimas, son un ejemplo las poblaciones nórdica y mediterránea, que constituyen, “desde el punto de vista biológico, verdaderas razas, cuya existencia es evidente”.

        3) El concepto de raza es puramente biológico.

        4) La población de Italia es mayoritariamente aria y aria es su civilización. “Esta población de la civilización aria ha vivido en nuestra península durante miles de años; queda muy poco de la civilización de los pueblos pre-arios. El origen de los italianos modernos se deriva de elementos de una raza que constituyen y constituyeron el tejido eternamente vivo de Europa ”.

        (…)

        6) Existe hoy (1938) una pura raza italiana. “Esta afirmación no se basa en la convicción de una concepción biológica de las razas y en la concepción histórica y lingüística de los pueblos y naciones, sino en una relación de sangre muy pura que une a los italianos de hoy con las generaciones que poblaron Italia hace miles de años años. Esta antigua relación de sangre es el mayor título de nobleza de la nación italiana”.

        7) Es hora de que los italianos se autoproclamen francamente racistas . “Todo lo que el fascismo ha hecho en Italia hasta ahora es básicamente puro racismo. La cuestión racista debe tratarse desde un punto de vista estrictamente biológico, sin intenciones filosóficas o religiosas. El concepto de racismo debe ser esencialmente italiano y su orientación debe ser ario-nórdica. Esto no significa que las teorías del racismo alemán deban introducirse en Italia o que deba decirse que escandinavos e italianos son lo mismo. Lo que queremos es simplemente mostrar a los italianos un modelo científico y sobre todo psicológico de la raza humana, que se distingue por completo de todas las razas “extraeuropeas”.

        8) Es necesario hacer una clara distinción entre los pueblos mediterráneos de Europa (occidental) y el África oriental. Las teorías que apoyan el origen africano de ciertos pueblos europeos y comprenden una sola raza, la comunidad mediterránea y las poblaciones semíticas, deben ser consideradas peligrosas ”.

        9) Los judíos no son de raza italiana. Los judíos son la única población que nunca ha sido asimilada a Italia, porque está formada por elementos raciales no europeos, absolutamente diferentes a los elementos que dieron origen a los italianos ”.

        10) Los caracteres físicos y psicológicos puramente europeos de los italianos no deben ser alterados de ninguna manera. “La unión solo está permitida en el círculo de razas europeas. El carácter puramente europeo de los italianos se altera al cruzar con razas extraeuropeas, que traen una civilización diferente a la antigua civilización de los italianos”.

        La “Giornale d’Italia”, que publica este documento, declara que “estos puntos anuncian una acción destinada a marcar profundamente las costumbres y crear una nueva mentalidad en el campo de la raza”.

***

Este racismo es totalmente pagano y anticatólico. Dios es el autor de la creación en la que se reflejan las reglas de la belleza. Una de ellas es la unidad en la variedad. Las diferentes razas son una riqueza. Blancos, negros, amarillos reflejan cada uno, a su manera, ciertas perfecciones del Creador.

“Dicho esto, ¿qué concluir sobre la raza negra? Manifiesta, en determinadas circunstancias y ocasiones, una capacidad de expresión, que no es tanto de la palabra, sino del porte, movimiento, gesto, risa y comprensión, que le confiere un poder que es envidiable -no queriendo ofender a nadie-, a mucha gente blanca. Me sentiría tentado a decirle eso a todo el mundo. Excepto, sin embargo, todos los que quieran ser exceptuados… “

¡Únase a Articulación Colombia!

Dependemos de personas como usted que se dan cuenta de la importancia de nuestro trabajo por la defensa de los valores católicos que están siendo amenazados en nuestra querida Patria.

Compartir Artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *