San Pío X, el gran luchador contra la herejía modernista

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Email
Share on print
Imprimir

El día 3 de septiembre celebramos en el calendario tradicional a San Pío X, un papa ilustre del siglo XX que dejó un legado de lucha contra el modernismo infiltrado en la Santa Iglesia. Decidimos transcribir un artículo publicado por Acción Familia que presenta brevemente este aspecto esencial en la vida de nuestro santo.


El Pontificado de San Pío X se desarrolló desde 1903 a 1914, un período marcado por muchas y arduas luchas.

Entre ellas se destaca su condenación del movimiento denominado “modernismo”, estigmatizado por el Pontífice como la “síntesis de todas las herejías”.

El modernismo, precursor del actual progresismo

Ese movimiento, precursor del progresismo católico de nuestros días, trataba de adaptar la Iglesia al espíritu y a los errores del mundo moderno, infectando los ambientes católicos con esos errores.

Aquel extraordinario Pontífice, en su famosa y magnífica encíclica Pascendi Dominici Gregis (8/09/1907) denunció a los enemigos internos, que conspiraban para desfigurar y, finalmente, destruir la Santa Iglesia por dentro:

“Los fautores del error se ocultan en el propio seno de la Iglesia, por así decir, en las propias venas y entrañas de ella”.

* * *

Nos pareció de interés transcribir un comentario de Plinio Corrêa de Oliveira, hecho en una entrevista concedida a una radio de Brasil, en 1990.

“San Pío X tuvo que luchar durante su Pontificado contra una herejía que nació bajo el nombre de “modernismo”.

“Esta tenía la finalidad de infiltrar la Iglesia ; hacer que sus adeptos llegasen a los puestos de la Jerarquía de la Iglesia; y así modificarla en el sentido herético: no de fuera hacia adentro, sino desde dentro de ella misma, es decir, en nombre de la Iglesia, ocupando puestos de dirección, para así trasformarla en el sentido heretizante.

”Las ideas de los adeptos de ese herejía modernista llevarían a la Iglesia, en el campo social, a una posición francamente socialista, con tendencia comunista.

”Esos males fueron vistos por el Santo Pontífice con una mirada angélicamente límpida, que lo llevó a fulminar la herejía modernista en viarios documentos, de los cuales, sin duda alguna, el más famoso fue la encíclica Pascendi”.

 

¡Únase a Articulación Colombia!

Dependemos de personas como usted que se dan cuenta de la importancia de nuestro trabajo por la defensa de los valores católicos que están siendo amenazados en nuestra querida Patria.

Compartir Artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *